Mujeres calígrafas de la época clásica

Durante la época clásica del Islam numerosas mujeres destacaron en el arte caligráfico, no llegaron a establecer cánones como sus compañeros varones ni se las toma como referencia historica al referirse a los grandes maestros de la caligrafía, debido seguramente a que no ejercian cargos politicos ni puestos importantes en la administración como sus compañeros varones. aun así muchas de ellas tuvieron y tienen un nombre propio en la historia del arte caligráfico.
De las caligrafas bagdadies la mas célebre fue sin duda Sahuda Bint al Ibari (1089-1178), es la única mujer a la que los historiadores de la caligrafía árabe señalan como maestra y alumna de los grandes calígrafos orientales de la época. Murió con mas de 90 años en Bagdad donde se la despidió con grandes honores y rezos. Por desgracia ninguna de sus obras ha llegado a nuestros dias.
en al Andalus llegaron a tener también mucha importancia las mujeres calígrafas, los talleres de copias del Corán solian emplear preferentemente mujeres ya que cobraban menos que los hombres. Hasta 127 mujeres llegaron a trabajar bajo el califato cordobes copiando Coranes en caligrafía cufica.
De la época clásica tambien debemos mencionar a la escuela siria. Entre las calígrafas sirias la mas renombrada fue Bint Qarimazau de Alepo, calígrafa y erudita que vivió entre los siglos XV y XVI y que fue supervisora de los maestros que enseñaron en su época en la celebre "Madrasa al Adiliya" de Damasco. Tampoco de esta calígrafa por desgracia nos ha llegado ninguna obra escrita.
Por último el caso de Egipto merece atención especial ya que allí floreció el arte claigráfico en todas sus formas, destacando en su arte también grandes calígrafas que han dejado sus nombres en la historia de la caligrafía.
Caso curioso y admirable fue en el siglo XIII el de la calígrafa egipcia Bint Jadawardi de Alejandría, que nació sin manos, y ejecutaba con sus pies hermosas obras de calígrafia que no podían emular ni las mas expertas calígrafas contemporaneas de ella con sus manos. Bint Jadawardi incluso preparaba y cortaba personalemente sus calamos, mostrando con sus pies gran pericia en el uso tanto del cálamo como del cuchillo.


En esta imagen vemos el cuadro conocido como "al hilya al sharifa" Fué caligrafiado por la calígrafa turca Asma Ibrat bint Ahmad en el año 1209, representa un prado con dos árboles en cuyo interior se escriben los 99 nombres de Allah. La escuela turca aunque no llego a tener tanta trascendencia como sus contemporaneas en el árte calígrafico, también tuvo una intensa actividad y calígrafos y calígrafas que dejaron sus huellas en la historia.

0 comentarios:

Publicar un comentario